¿Cuándo un adulto mayor ya no puede vivir solo?

Muchos adultos mayores viven solos, hacen sus compras, manejan su dinero, contratan servicios y pagan sus cuentas, sin embargo pueden estar sufriendo de demencia sin saberlo, por eso debemos estar alerta ante cualquier cambio que nos haga dudar de que aún pueda vivir completamente solo.

Puede que notemos una disminución gradual de sus capacidades, e incluso pueden tratar de esconder estos detalles como una forma de negación de que algo ocurre en su cerebro y deben afrontarlo.

CAMBIOS EN LA PERSONALIDAD O HÁBITOS

¿La persona se encuentra apática, negativa, pesimista, desconfiada o temerosa sin razón?

¿Es capaz de tener cuidado de sí misma y de su aseo? (Algunas personas que tienen demencia se olvidan o se rehúsan a tomar un baño, a cepillarse sus dientes o algún oro acto atípico en su higiene personal.

¿Es menos tolerante a las frustraciones?

¿Se ha aislado? ¿dice que sale, cuando en realidad no lo hace?

CONVERSACIONES

¿Sus conversaciones se han vuelto más vagas? ¿pierde el hilo o se le olvida frecuentemente lo que estaba diciendo o lo repite más de una vez? ¿Llama menos por teléfono? ¿llama demasiado? ¿lo hace por la tarde o por la noche?

¿Repite la misma historia como si fuera algo nuevo?

COMIDAS Y MEDICAMENTOS

¿Come y toma sus medicamentos correctamente? Es probable que una persona con demencia no coma, o solamente coma algo específico. Hablando de sus medicamentos es posible que esté tomando demasiados (porque ha olvidado si ya los tomó) y esto empeora su condición.

Cuando una persona mayor no come adecuadamente según las horas del día, tienen una afectación cognitiva evidente que es un foco de alerta de que ya no puede vivir sola o solo.

OTROS PROBLEMAS

¿Algún vecino o amigo cercano ha telefoneado para para alertarnos de que nuestro familiar está vagando sin razón? ¿Ha dejado de acudir a citas o reuniones familiares?

HOGAR

¿Su hogar está desordenado y sucio? ¿La casa huele a orina? ¿Mantiene una ventilación adecuada en temporada de calor o no se abriga si la temperatura es baja?

¿Actúa en respuesta a ideas paranoicas o sospechas irreales? ¿Tiene buen juicio? Esto es debido a que las personas mayores con demencia dejan entrar a cualquier persona a su casa y pueden ser blanco fácil para ladrones (incluso si son conocidos) y otros criminales.

¿Las facturas se pagan en tiempo y modo correcto? ¿Se le ha perdido dinero que había guardado u olvido dónde lo guardó?

Todas las respuestas válidas a las preguntas anteriores son señales de que algo no anda bien, y es necesario un diagnóstico inmediato para poder tomar medidas precautorias, especialmente por la salud mental y la integridad de nuestro familiar, ya que estos cambios pueden ser indicativos de otras enfermedades tratables.

Sin embargo debemos cuestionarnos sobre la posibilidad de que nuestro familiar continúe viviendo sola o solo, y buscar opciones para su cuidado, ya sea que se mude con un familiar, que se contrate a un cuidador profesional o considerar una casa de reposo donde será atendido adecuadamente las 24 horas del día.

Fuente: Mace L. Nancy, Rabins v. Peter. 2004. El Día de 36 horas, Barcelona, Esp. Ediciones Paidós Ibérica, S.A.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.